Sede actual

Ministerio de Educación GCBA - Universidad Nacional de Luján

Sede temporaria: Cátulo Castillo 2750. Ciudad de Buenos Aires.

museodelasescuelas@bue.edu.ar

15/1/14

EDMus. CIRCULO DE LECTURA 04/11/2014 "Preguntas para la participación"


Por Daniela Kotliar y Dina Fisman:

El lunes 4 de noviembre realizamos el 3º encuentro del Círculo de lectura 2013, profundizando el tema de la participación de los visitantes. En este caso con relación a los textos de sala (carteles) que contienen preguntas.

Como bibliografía de referencia tomamos:
  • Los capítulos 10 y 15 del libro “Exhibit labels” escrito por Beverly Serrell
  • El artículo “Textos interactivos en el museo” escrito por Dina Fisman, en el libro “Los visitantes como patrimonio” editado por Museo de las Escuelas
  • dos post del blog de Nina Simon “museum 2.0”. Ver los links en: (*)

Seleccionamos para trabajar carteles de distintos museos que tuvieran preguntas.
El siguiente es uno de los ejemplos que usamos (lo encontramos en el blog de Nina Simon).

La foto muestra la entrada a una exposición sobre el planeta Marte en el Ontario Science Center en Canadá llamada “Facing Mars”. Los visitantes deben elegir entre dos caminos posibles respondiendo sí o no a la pregunta “¿Irías a Marte?”.
Los post-it muestran los comentarios y nuevas preguntas que esta foto generó en los participantes del círculo.


Otros ejemplos:
En el Museo de las Escuelas, cartel junto a a una fotografía de una alumna siendo revisada por el médico en el consultorio escolar: ¿Qué estará pensando esta nena?


Un muro de opiniones en el Museo de Arte e Historia de Santa Cruz (USA) dice: Si querés, acá tenés una pregunta para que nos dejes tu comentario: ¿Cómo sería tu vida de diferente si hubieras crecido en una granja productora de algodón?”


En un dispositivo interactivo junto a un diorama que muestra un ciervo taxidermizado,en el Museo de Historia Natural de Denver:


Una de las preguntas que se analizaban en el diseño de la muestra "Desmedidos", del programa Mundo Nuevo Universidad Nacional de La Plata:


Luego de que todos los participantes miraran los ejemplos y escribieran sus post-it comenzó el debate e intercambio de ideas. A continuación sintetizaremos algunas ideas ejemplificando con ejemplos del Museo de las Escuelas.

Las buenas preguntas son siempre interactivas en el sentido que invitan al visitante a construir el significado de lo que está viendo. Estimulan a mirar con atención, reflexionar, comprometerse, comparar, tomar decisiones, relacionar, recordar, imaginar, opinar, crear cosas nuevas y hasta intercambiar ideas con otros. Dentro de lo que cada pregunta propone, podemos pensarlas en un continuo de menos a más participativas.

Según la especialista en textos de sala Beverly Serrell, hacer buenas preguntas para textos de sala requiere estar atento a lo que los visitantes suelen decir o preguntar durante la visita a la exposición. Se trata de una escucha sistemática, una investigación en la que se recolectan y editan las voces de los visitantes. Por ejemplo frente a una fotografía de niños jugando en el patio de una escuela a mediados del siglo XX es común que aparezca la pregunta: ¿Por qué las nenas no jugaban al rango?

Según Serrell, las siguientes no son buenas preguntas:

  • Las que disfrazan información de una forma supuestamente amistosa. Por ejemplo:¿Sabias que en 1932 las maestras firmaban un contrato en el que prometían no casarse? (Esta información puede transmitirse sin necesidad de hacer la pregunta)
  • Las que no surgen fácilmente del interés del visitante. Por ejemplo: ¿Por que fracasó el sistema lancasteriano de educación a mediados del siglo XIX? (Estas preguntas se sienten como una imposición, el visitante podría responder: ¿a quién le interesa por qué?, ¡no lo sé!).
  • Las que implican una respuesta correcta conocida por el experto pero que no es visible para el visitante. Por ejemplo: ¿Cómo definirías la laicidad? (Estas preguntas hacen que el visitante se sienta en situación de examen.)
  • Las que se quedan solo en la descripción de lo que se ve: Por ejemplo, frente a una fotografía de un Jardín de Infantes de 1935: ¿De qué color son los guardapolvos de las maestras y los niños?
  • Las que son muy abstractas y complejas de responder en pocas palabras. Por ejemplo:¿Qué es el aprendizaje para vos?
  • Las que obligan al visitante a hacer valoraciones superlativas. Por ejemplo: ¿Cuál es la mejor maestra que tuviste en tu vida?
  • Las que son demasiado generales. Por ejemplo: ¿Qué te parece la educación argentina?

Según Nina Simon, las buenas preguntas participativas:

  • Dan ganas de responderlas inmediatamente y motivan la expresión auténtica.
  • Involucran, enganchan, atrapan.
  • Apelan a la experiencia personal y no a la abstracción.
  • Están abiertas a todos (minimizando inclinaciones culturales)
  • Tienen muchas respuestas posibles (¿Qué pasaría si? En lugar de ¿Qué es tal cosa?).
  • Producen respuestas que son interesantes de leer y generan a la vez nuevas respuestas.

Algunos ejemplos serían:
  • Frente a una fotografía de una quema de libros durante la última dictadura militar:¿Un libro puede ser peligroso?
  • Frente a una vitrina con objetos de inmigrantes: ¿En qué parte de tu ciudad te sentís extranjero?
  • Frente a una rayuela dibujada en el piso: ¿Y ustedes a qué jugaban en los recreos?

La creación de buenas preguntas para textos de sala implica un trabajo donde la posibilidad de cambio es permanente y la puesta a prueba con los visitantes es constante.

Sin embargo, durante la reflexión observamos que en muchos museos este tipo de preguntas aparece en el intercambio oral entre los guías y los visitantes y en los materiales educativos más que en los textos de sala.

Por eso es clave que los especialistas en educación puedan participar en el proceso de producción de los textos de sala en conjunto con los investigadores y curadores. Como portadores de la voz de los visitantes en los museos y conocedores de la amplia gama de intereses, conocimientos y capacidades de los visitantes, consideramos que los educadores tienen mucho para aportar en la construcción de estas herramientas comunicativas.


¿Qué tipo de diálogo estas buscando generar en tu museo?
¿Qué tipo de preguntas hay en las salas?
¿Quién tiene el poder de escribirlas?
¿Se ponen a prueba?
Algunas de estas preguntas tal vez ayuden a pensar en la realidad de cada uno.

(*) Links:

2do Círculo de lectura:

Resumen enespañol del libro “Exhibit Labels” de Beverly Serrell:http://www.serrellassociates.org/pdf/exhibitlabels_esp.pdf

El libro“Los visitantes como patrimonio” puede ser solicitado en versión PDF amuseodelasescuelas@bue.edu.ar

Exhibición “Facing Mars”:

Artículos en el blog de Nina Simon:


Exhibición "Desmedidos":

No hay comentarios: